COMO CAMBIAR HÁBITOS ALIMENTARIOS

Hábitos, dieta equilibrada, variedad en el menú, evitar azúcares refinados… ¿te suena?plato divertido niños

Son de estos conceptos básicos que si más bien, todo el mundo conoce, no es tan fácil de introducirlos en el día a día.

A VECES ES COMPLICADO INTRODUCIR UN NUEVO ALIMENTO, o que sigan comiendo algo que hace días comían y resulta que ahora no lo quieren ni ver. Ni qué decir, cuando resulta que en tu casa no lo comen, pero en casa de los abuelos, tíos… se lo comen sin problema.
Bueno, pues como para todo en la vida hay soluciones si queremos verlas, o si estamos dispuestas/os a cambiar nuestro enfoque y tener más flexibilidad en lo que a hábitos se refiere.

  • FLEXIBILIDAD. Me repito, lo sé. Pero es que es algo básico cuando queremos cambiar cosas en nuestro hogar. Ser flexibles en la cantidad, en la variedad, en ofertar y no desistir en las nuevas propuestas de alimentos, etc.
  • PACIENCIA. Como todo cambio, requiere de un tiempo. Habrá propuestas bien recibidas según la edad de nuestros hijos, otras nos costará un poco más.
  • EVITAR ENFADOS Y EXIGENCIAS. Si… no siempre ocurrirán las cosas cuando mejor nos parezca o convenga. Aunque seguro que con los dos elementos anteriores darán para muchos buenos momentos y sorpresas.
  • PREPARA EL MENÚ EN FAMILIA. Puedes listar los alimentos que coméis, por otro lado los que quieres introducir y a partir de ahí elaborar el menú con un alimento nuevo por semana y receta nueva. Poco a poco tendréis un abanico de posibilidades muy útil.
  • COCINA EL MISMO ALIMENTO DE DIFERENTES FORMAS. A veces no quieren comer fruta. Pero les gusta triturada, en mermelada (casera), compota, repostería casera… es cuestión de ofrecer diferentes formas de comerlas para poder ser variables y no repetirnos mucho.
  • A veces la SIMPLICIDAD es lo más fácil y lo mejor para la familia. No hace falta complicarse la vida creando platos que a lo mejor llevan mucha mezcla de ingrediente, porque a veces tan solo con diferenciarlo en el plato o dando la opción de comer tipo “buffet libre” que puedan escoger, da para muchas opciones e ideas.
  • La CREATIVIDAD por nuestra parte en la combinación de colores, texturas y sabores facilitará la adquisición de nuevos hábitos.

¡Ah! Una cosa que a nosotros nos ha funcionado es, si tienes espacio, tener un pequeño huerto. El otro día mi hijo que no mostraba ningún interés en las lechugas, como ahora las cuidamos, las vemos crecer y las recogemos nosotros mismos ha mostrado un interés tal que el otro día nos pusimos mano a mano con una buena ensalada.

¿Tienes en cuenta todos estos puntos? ¿Cuál es tu experiencia?

Nos encantará saber y conocer otras ideas para poder compartir y que el mundo de la alimentación sea lo que tiene que ser, nutritivo, relajado y que dé momentos de conexión entre los miembros de la familia.


Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestra newsletter y recibe gratis el video

“Guía rápida de alimentación y hábitos saludables”

¡CLICK EN LA IMAGEN!

Guía rápida de alimentación y hábitos saludables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s