CÓMO REDUCIR EL CONSUMO DE DULCES

Hay ocasiones en las que vivimos situaciones que nos procuran una reflexión. Como por ejemplo, cuando nuestros hijos nos piden dulces día si día también. Y en muchas ocasiones nos preguntamos por qué nos las piden tanto, si tampoco tenemos un hábito de darlas cada cereales integralesdía sino más bien vienen dadas de situaciones externas. Pero aun así, nos procuran esas situaciones de malestar cuando tenemos que decir que no.
Y estas situaciones son muy comunes. Fiestas, abuelos, tíos, etc…
La verdad es que cuando entras en esta rueda es difícil salir sin que nadie salga perjudicado, emocionalmente hablando, porque nuestros hijos siguen pidiendo dulce, pero nosotras no queremos darle más porque sabemos que tipo de efecto tiene en ellos.

Están más irritables, con menos paciencia, duermen peor o incluso la demanda de tal dulce se hace de forma “agresiva”. Bueno, estos y otros son los efectos de los azúcares rápidos que vienen de chocolates, dulces, etc.. Pero también de los azúcares que provienen de alimentos que aparentemente son más sanos como los cereales.
Quiero decir, el consumo de cereal refinado (el blanco) también nos provoca ese “vacío” que hace que demanden más pan, o más cantidad de macarrones por ejemplo.
¿No te ha pasado alguna vez que cuando comes una ensalada de pasta blanca al poco tienes hambre? ¿Y qué alimento te apetece? ¿Pan? ¿Un trocito de algo dulce? O por el contrario ¿algo contundente salado?
Bien, esto se produce porque no hay un equilibrio en los azúcares que estamos consumiendo en la dieta y que son necesarios para nuestro bienestar.
No sé si te ha pasado alguna vez, pero esto también nos pasa a nosotras cuando estamos ovulando o estamos con la menstruación, es como que lo “necesitamos” de alguna forma, y esto es por el desequilibrio que día a día también sufrimos nosotras por no poder hacer las cosas correctamente, o como más nos conviene.
La norma general es que si quieres controlar este tipo de “adicción” comáis en más cantidad cereal integral y también frutas. Son los azúcares sanos que tenemos para poder regular a los azúcares que nos pide el cuerpo cuando no hemos comido lo suficiente, o estamos en un nivel de exigencia que necesitamos comer más de estos alimentos.
Si coméis más integral y combinas bien los ingredientes en vuestro plato, te puedo decir que no vas a tener el problema de ese trocito que necesitas de más después de comer o si tu pequeño para merendar o entre horas de repente te pide un trozo de algo que consideras que no es oportuno darle.
Así que tenemos dos cosas importantes a añadir a nuestra dieta para regular el exceso de azúcares refinados y que nuestro cuerpo deje de pedirnos estas cosas que a la larga y si hay un exceso nos perjudican nuestra salud y la de nuestros pequeños.

  1. Añadir el cereal integral y variedad de ellos.
  2. Comer fruta. Ya sea en licuado, batido o entera.

Pruébalo, cambia estas pequeñas cosas y verás como el cuerpo deja de pedir lo que necesita para funcionar a modo rápido, y conseguimos así equilibrar los días de toda la familia.

2 comentarios en “CÓMO REDUCIR EL CONSUMO DE DULCES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s