4 errores en la alimentación que causan conflictos entre padres e hijos

ID-100153438

Heredé una forma de entender la alimentación y los buenos hábitos y me ha llevado unos cuantos años separar los positivos y necesarios que me transmitieron mi familia y mi propia experiencia, y deshacerme de los aprendizajes que suponían un perjuicio para mí y mis hijos.

Como en el resto de áreas de la vida todo lo que nos transmiten nuestras familias, amigos, los mensajes sociales, las vivencias… van formando unos valores y creencias que sustentan el modo en que actuamos respecto a lo que es importante comer, en qué cantidad, a qué hora…

Te voy a contar algunos de mis descubrimientos y cambios en mi forma de entender la alimentación que quizá te suenen o al menos te sirvan para hacerte preguntas:

  1. hay que comer todo lo del plato: una de las luchas más frecuentes en los hogares entre padres e hijos es la norma de acabarlo todo, obviando que en ocasiones estamos menos hambrientos, o cansados, o quizá un poco enfermos ¿para qué acabarlo todo? Podemos empezar por echar un poco menos en el plato 😉
  2. hay que respetar las horas de comidas y cenas: pues sí, claro, hasta cierto punto, sobre todo si es el momento en que la familia disfruta de conversaciones y contacto. Pero ¿qué pasa si la merienda fue más tardía o abundante de lo habitual? ¿es obligatorio cenar aunque tengamos una digestión pesada, solo porque en nuestra casa “cenamos a las 8”?
  3. hay que comer de todo: yo no tomo queso, ciertas verduras y carnes, pescados… ¿qué les enseño a mis hijos si impongo platos que los desagradan profundamente (y a mi memoria vienen los filetes de hígado de mi infancia)?
  4. hay que calmar el llanto del niño, dale una galleta: un plan fantástico para calmar (más bien distraer) a un niño irritado es darle un dulce. Si esto lo hacemos habitualmente convertimos la comida en un modo de calmar la ansiedad o la ira ¿te suena eso de asaltar la tableta de chocolate para resolver cuestiones emocionales pendientes? Yo no deseo eso para mis hijos

La intransigencia, el miedo a perder el control sobre los niños, los hábitos no revisados, la dificultad para analizar lo que necesitamos… suele estar en el origen de muchos de los conflictos entre padres e  hijos cuando se sientan a la mesa. Cuando quieras imponer una norma aprendida hace mucho tiempo que está causando dificultades pregúntate ¿Por qué lo hago así? ¿para qué?

Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestra newsletter y recibe gratis el video

“Guía de alimentación y hábitos saludables”

¡CLICK EN LA MANZANA!

1464619637_Apple

Un comentario en “4 errores en la alimentación que causan conflictos entre padres e hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s