8 pistas para que comer en familia sea un placer

ID-100234275

Hace casi doce años que comenzó mi aventura en la maternidad y en este tiempo he acumulado diversas experiencias que me han ayudado a cambiar mi punto de vista y a convertir las comidas en momentos de disfrute:

  • Con nuestros hijos peleamos para que  coman dos cucharadas extra pero es porque se las pusimos de más: cuando yo me di cuenta de esto y empece a poner menos en el plato dejé de pelear para que se terminaran todo
  • De lo que le gusta poco negocio cantidades pequeñas si realmente es un alimento importante
  • No insisto en aquellos alimentos que definitivamente le causan gran desagrado, asco o incluso náuseas, especialmente en el caso de la leche y otros alimentos alergénicos
  • Doy ejemplo, es fundamental: insistir para que un niño se tome la fruta entera cuando apenas ve a sus padres comerla diariamente termina en fracaso

Programa de alimentación y hábitos saludables para familias Family&Food abre sus puertas

  • Soy flexible en la distribución de alimentos durante el día porque la variedad y las propuestas sorprendentes aumentan el interés del niño por la comida: puedes preparar una macedonia con sus frutas preferidas, darle proteínas durante el desayuno, cambiar las galletas por verduras frescas (como tomatitos) y pan con aceite…
  • Los niños tardan años en captar el matiz de acto social que tiene la comida, por eso no me preocupo cuando los niños se levantan pronto de la mesa y hay que llamarlos de nuevo para que se coman el siguiente plato; una opción para niños muy inquietos es preparar un plato único con los alimentos de esa comida (un “plato combinado”)
  • Comparto momentos en la cocina elaborando platos con los pequeños: elaborad un libro con sus recetas preferidas, elaboración de pastelería, investigad nuevos sabores, déjalos que preparen mejunjes…
  • Si crees que en cuestión de alimentación es necesario obligar a los niños a comer de todo ya es hora de que cambies esa creencia: un ambiente positivo favorece que disfruten alimentándose, que disfrutéis compartiendo las comidas y que se atrevan a ir probando alimentos nuevos poco a poco

Si te encuentras inmerso en una dinámica de conflictos constantes con las comidas elabora un plan con aquellas cosas que vas a hacer para cambiarlo, si es posible cambia incluso el lugar donde coméis, al menos por unos días y, sobre todo, habla sobre ello con tus hijos. La comunicación, como en todas las áreas de la vida, es fundamental.

¡Que aproveche!


Programa de alimentación y hábitos saludables para familias Family&Food abre sus puertas


Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestra newsletter y recibe gratis el video

“Guía rápida de alimentación y hábitos saludables”

¡CLICK EN LA GUÍA!

Guía rápida de alimentación y hábitos saludables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s