MI HIJO NO COME NI FRUTA NI VERDURA

A photo by kazuend. unsplash.com/photos/ejlRp5ktpfY

Menudo problema tenemos delante. Niños y niñas que se niegan a comer frutas y verduras.

Vamos ahondar un poquito más en esto. NO COMEN. ¿Nada? ¿Ni un gramo? A lo  mejor sí, pero no es la cantidad suficiente que a ti te gustaría. Puede ser. Querer a nuestros hijos hasta el infinito hace que muchas veces no seamos muy objetivos que digamos.

Pero bueno. Vamos a dar por hecho de que el consumo es cero patatero. ¿Qué hacemos?

Primero de todo:

¿En casa se comen verduras y frutas en general? Es decir, ¿papá y mamá comen frutas y verduras? Punto importante a tener en cuenta. Los niños aprenden con el ejemplo (y nosotros) más que con la enseñanza en palabras. El “haz lo que yo diga y no lo que yo haga” no suele funcionar muy bien. Y digo no suele porque cuando funciona suele ser cuando los padres se “imponen” a los hijos en lugar de hacer que entiendan que eso es lo mejor para ellos.

La cosa no es fácil. A un niño de 3 años no le vas a explicar mucha historia, pero quizá si con tu ejemplo lo ayudas, le explicas y le das el tiempo oportuno para que él o ella lo asuma como algo que le hace bien acceda a equilibrar un poquito su menú.

Por otro lado a veces fallan otras cosas… cómo por ejemplo los “entre horas”. ¿Qué suelen comer tus hijos? Depende de lo que te pidan verás de que carecen. Si te piden más tirando a dulce o salado.

Si no llevamos un menú equilibrado es fácil que no nos apetezcan “cosas sanas” porque lo que necesitamos es energía al momento. Si tu hijo/a es de los que comen galletas o dulces de forma habitual, es fácil que no le apetezcan frutas. Lo mismo pasa con las verduras, cuando comen muchos hidratos de carbono (pasta, pan, etc)

Otra cosa es también poder presentarlo de otra manera (sssht, esto es sólo para adultos) caldos, cremas, base de cocidos, etc. Y así evitas tener que “plantarles” el plato de espinacas que no se por qué no suele caer muy bien generalmente. Otra manera es utilizar pizzas, empanadas o bocadillos 😉 No hace falta mucha cantidad de nada, simplemente ir educando al paladar para que acepten estos sabores y disfruten también CON EL TIEMPO de más opciones saludables.

Ten paciencia, equilibra el menú, quita lo que no beneficia y verás que poco a poco todo se pone en su lugar.


Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestra newsletter y recibe gratis el video

“GUÍA RÁPIDA DE ALIMENTACIÓN Y HÁBITOS SALUDABLES”

¡CLICK EN LA IMAGEN!

Guía rápida de alimentación y hábitos saludables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s