Salud y sabor con patés caseros para chuparse los dedos

d1d85e5a692c56dbb95770e61cf60fd7

Cuando oigo hablar de paté me imagino la lata de pasta de hígado de cerdo, esa que abríamos en casa en mi infancia para el bocata de la tarde. Me encantaba. También caían patés especiales en Navidad y en algunos cumpleaños.

Afortunadamente en mi imaginario hay cada vez más variedad y englobo dentro de los “patés” todas las cremas para untar. Porque no podemos negarlo,  untar una rebanada de pan, una torta de arroz u otro cereal o pseudocereal es uno de los grandes disfrutes de la vida.

Tenemos en la cocina, todos nosotros, los ingredientes para hacer patés buenísimos sin todos los aditivos que lleva un paté industrial, que contiene sobre todo grasa de cerdo e hígado, una de las partes más “sucias” de todos los animales (incluidos nosotros). Y puedes elaborarlos con tus sabores y productos favoritos. Vamos a ver puedes hacerlo:

  • Hay ingredientes que le dan consistencia al paté y que puedes combinar a tu gusto con otros de más sabor aderezándolo con sal y aceite: el aguacate, las patatas cocidas y trituradas, el huevo duro triturado, las almendras molidas…
  • Elige entre verduras, carnes y pescados: puedes hacer un paté de pollo, de bonito, de aceitunas, de pimientos, de anchoas, mejillones…
  • Adereza con buenos aceites como el de oliva virgen extra o el de lino. La ventaja del aceite de lino y algunas marcas de girasol es que apenas tienen tratamiento, porque les realizan una primera extracción en frío y así es como lo adquirimos. Son aceites para tomar en crudo, sin calentar, de gran sabor y propiedades excelentes.
  • Aprovecha las hierbas aromáticas para dar tu toque personal: cúrcuma, albahaca, pimienta negra, tomillo…unas más suaves y otras con potente sabor
  • Una última sugerencia: aprovecha las legumbres para mezclar con otros ingredientes o dar consistencia al paté. Puedes usar la que más te guste: los garbanzos solos conforman el delicioso humus, y las lentejas harán de tu paté un llamativo espectáculo para la vista

Estos patés se preparan con rapidez, puedes tenerlos dos o tres días en la nevera y sorprenden a propios y extraños. Además tiene ingredientes tan saludables y potentes a nivel nutritivo que no necesitas pensar en preparar una súper merienda o una súper cena. Con uno de estos patés ya tienes resuelto un temtempié o gran parte de una cena.

¿Te animas a preparar tu propio paté? ¿O que lo hagan tus hijos? Para que no te cortes: el primer paté que hice yo llevaba bonito y un huevo duro. No llegó al final del día, pese a ser tan sencillo. Todo es ponerse.


Si te ha gustado, no olvides suscribirte a nuestra newsletter y recibe gratis el video

“Guía de alimentación y hábitos saludables”

¡CLICK EN LA GUÍA!

Guía rápida de alimentación y hábitos saludables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s